BARRIOGRAFÍA

Vecinos que deciden, vecinos
que luchan

Las luchas vecinales de la Guadalajara metropolitana constituyen uno de los muchos reflejos de la inutilidad de un modelo de ciudad que privilegia los intereses privados frente a los públicos

Print Friendly and PDF

En la Guadalajara metropolitana existen colonias que se han destacado por luchar en defensa de su territorio ante el avance de la construcción y el desarrollo de nuevos espacios de vida. Los vecinos han hecho notar su oposición ante la llegada de proyectos habitacionales de tipo vertical que tienen la capacidad de transformar el espacio público de la colonia y atentar contra la calidad de vida de quienes ya viven ahí. Los reclamos vecinales son testimonios de dos modelos de ciudad en conflicto: el del interés privado y el interés común.

 

En Barriografía, iniciamos una serie de perfiles para mapear los conflictos que existen en algunos polígonos de la ciudad.

 

Las asociaciones de vecinos, uno de los ejes del conflicto barrial, tienen distintas funciones: hacerse cargo de la inseguridad; el pago de las cuotas; la recolección de basura; las áreas comunes, como terrazas o gimnasios; la vigilancia; el mantenimiento estético del lugar habitacional, y servir de contrapeso a los intereses privados. Las acciones de las organizaciones se determinan mediante la realización de asambleas en las que la mayor parte de los habitantes aprueban las acciones a tomar o hay las que toman decisiones de forma independiente.

 

El orden básico de la organización vecinal comienza con los denominados “Comités de Manzana” cuyas funciones principales se enfocan en captar las demandas de los vecinos, juntar las aportaciones materiales o económicas y reportar las incidencias de seguridad o de servicios públicos al Ayuntamiento.

 

El conjunto de los jefes de manzana de cada colonia forman la “Asociación de Colonos”, que tiene como objetivo principal representar a los vecinos para que éstos puedan conocer las necesidades y servicios a prestar en beneficio de la urbanización. También entre sus atribuciones se encuentra la de presentar ante el Ayuntamiento las necesidades y demandas de la comunidad.

 

Por último, existe la “Junta de Vecinos”, la cual congrega a los representantes de diversas colonias que integran los barrios, distritos o sectores de la ciudad, en este caso son los organismos que cuentan con una mayor interacción ante el gobierno municipal, ya que conjuntan las demandas de un sector importante de la población y por lo tanto, tienen un mejor conocimiento de las necesidades de los vecinos y como consecuencia, cuentan con las mayores posibilidades de ser escuchados por las autoridades y de esta manera intervenir en la calidad de vida de sus residentes.

 

Estas organizaciones cuentan con un respaldo del gobierno municipal, en el caso de estar registradas, ya que el municipio se encarga de vigilar y aprobar la constitución de estas organizaciones mediante la convocatoria de asambleas para la elección de los integrantes que las conforman, además suele ser frecuente la celebración de reuniones con los representantes para tratar las demandas de los vecinos.

 

En el caso del municipio de Guadalajara, el Ayuntamiento creó una nueva figura denominada Consejo Social de Guadalajara, el cual tuvo su primera reunión el pasado 14 de diciembre en la Colonia Americana. Esta figura está incluida en el Nuevo Reglamento de Participación Ciudadana que pretende realizar una mayor integración entre los vecinos de las colonias y el gobierno municipal para tener una mejor comunicación sobre las necesidades que los barrios deben solventar con la ayuda de la administración municipal.

 

El nuevo proyecto pretende crear cuatro organismos principales que se irán adaptando según las colonias vayan solicitando el cambio al nuevo modelo. Todos éstos se constituirán en una Asamblea Municipal que tomará decisiones que serán presentadas ante el Ayuntamiento. A su vez existirá un Consejo Municipal de Participación Ciudadana que podrá realizar sugerencias que serán turnadas a los Consejos Zonales que se irán estableciendo según vaya existiendo una unión entre las diversas colonias interesadas en participar. Por último, existirán consejos sociales en cada colonia que lo solicite.

 

Para fomentar la participación ciudadana, el Ayuntamiento organizará debates ciudadanos, foros de opinión, asambleas ciudadanas y audiencias públicas que faciliten el contacto entre los ciudadanos y la administración municipal y que éstos puedan plantear propuestas, expresar cuestionamientos o dudas acerca de lo que sucede en la ciudad y de esta forma coordinar las acciones que se deban tomar para corregir las problemáticas que vive el municipio.

 

Por último, desde el Ayuntamiento de Guadalajara también se buscará fomentar una mayor implicación de los vecinos del municipio con la creación de la Auditoría Ciudadana, con la cual se podrá “observar, vigilar y fiscalizar el comportamiento del gobierno”; una figura que junto con la Iniciativa Ciudadana busca crear acciones que fomenten la participación popular de la sociedad dentro de la vida del Ayuntamiento.

 

En el Municipio de Zapopan, por otra parte, existe un Reglamento de Organización y Participación Vecinal, en cuyo artículo cuarto asegura que “para la consecución de cualquier fin lícito y para la representación común de cualquier interés legítimo, los habitantes, residentes y propietarios deberán organizarse en asociaciones vecinales, o asociaciones civiles o condominios”, lo que significa la obligación de la creación de las sociedades de vecinos, las cuales deberán ser reconocidas por el Ayuntamiento para crear una interlocución entre vecinos y gobierno.

 

En el apartado C del capítulo II del mismo artículo se establece que las organizaciones vecinales tienen la capacidad de convertirse en organismos municipales auxiliares que tendrán personalidad jurídica propia y la capacidad de prestar servicios que brinda el gobierno municipal.

 

En diciembre de 2015 estaban registradas alrededor de 90 asociaciones de vecinos ante el Ayuntamiento de Zapopan, de las cuales la mayoría aparecen sin un domicilio que funcione como sede, sin embargo, es probable que existan más organismos vecinales que aún no se han registrado como tal o no han tenido la intención de realizarlo. De esta manera se ha creado un control de las asociaciones vecinales que existen en el municipio, pero en ocasiones no se atiende a sus demandas o son completamente ignorados.

 

Si bien la legislación establece mecanismos y códigos para una mejor convivencia entre las colonias y sus residentes, en algunos casos esto no ha sido suficiente. Los vecinos a veces deciden ir más allá y realizan manifestaciones de rechazo a los cambios en su forma de vida a través de plantones o impidiendo la realización de eventos masivos. Este tipo de movimientos han logrado ganar la empatía de la sociedad y algunos medios de comunicación, que se han encargado de difundir sus causas.

 

Son casos que pueden parecer aislados, sin embargo, el malestar puede crecer ante la posibilidad de que continúe el avance inmobiliario hacia colonias que ya tienen infraestructura de servicios públicos instalada, ya que los desarrolladores no tienen la necesidad de costos adicionales como crear redes eléctricas, pavimentación o de suministro de agua, que son fundamentales para la construcción de cotos habitacionales en los límites de la ciudad.

 

En otras colonias existen movimientos sociales, como los que buscan defender las construcciones históricas en la Colonia Americana, los que se oponen a la construcción del viaducto elevado de la Línea 3 en zonas como el Country, o manifestaciones en contra de instalación de antenas para celulares en Ciudad Granja. Además, se ha logrado paralizar algunos planes de cambio de uso del suelo en Huentitán y en zonas próximas a parques como el Agua Azul o el Bosque de los Colomos.

 

Es probable que mientras no cambie el modelo de desarrollo urbano, surjan organizaciones vecinales que se opongan a la transformación de su forma de vida, espacio público o patrimonio. Aún es pronto para hablar de las posibilidades de crear una plataforma política que agrupe a la mayoría de los vecinos en diversas colonias, pues hay intereses y formas de organización complejas y difíciles de discernir, sin embargo, la organización vecinal se está convirtiendo en una parte importante de la vida democrática local.

Print Friendly and PDF

Territorio

¡Suscríbete!

Casa

Recibe reportajes, crónicas, entrevistas, 
0 invitaciones especiales a nuestros eventos.

Común

Plural

Tienda

© 2017 Territorio.

Contacto: redaccion@territorio.mx

Enviando formulario...

El servidor ha detectado un error.

Formulario recibido.