COLECTIVO

¿Qué es el hambre?

 

Sabemos lo que es el hambre porque la sentimos; conocemos lo que el hambre inspira porque la pensamos

Print Friendly and PDF

Luz Arellano

Comerciante

El hambre es la necesidad de comer, pero también implica saber comer bien, saber mezclar. Para tener salud no tienes que morirte de hambre. Es mejor comer variado, si comes carne, ponle muchas verduras; hay que saber comer, pero mezclado, saber mezclar los alimentos, es saber combinar. Por ejemplo, si te sirves la birria con guacamole y nopales, le quitas un poco lo pesado del mismo platillo, no es cierto que hace daño comer carne si lo sabes combinar bien con otros alimentos.

Julián Mendoza

Agroecólogo

El hambre para mí es una forma de violencia sistemática. El paradigma de la producción industrial de alimentos fracasó cuando el alimento se hizo presa de la comercialización y nunca solucionó el problema del hambre. Al contrario, se ha incrementado en gran escala. Por tal motivo, considero que el hambre es violenta y transgresora, deja secuelas irreparables en las personas que la viven a nivel físico, intelectual y social.

Malika Dreyfuss
Internacionalista

Me gustaría decirte que el hambre es no tener acceso a alimento suficiente, pero eso es como la definición más académica. Pero yo me acuerdo que cuando le decía a mi papá ‘tengo hambre, tengo hambre’, él me decía ‘está bien, es muy saludable tener hambre’. Ése es mi primer recuerdo de lo que es tener hambre, creo que él pensaba que yo estaba haciendo berrinche, estaba chiquita, estaba aburrida y tenía hambre, entonces me decía ‘está bien, estás saludable’, porque si no tuviera hambre podría ser que estuviera deprimida u otra cosa, y ésa es mi primer experiencia con la palabra.

 

Creo que eso debería significar la palabra para todos: ‘tengo hambre porque estuve todo el día tan ocupado que no tuve tiempo de comer’, pero no un ‘tengo hambre porque no tengo acceso al alimento’. El hambre no debería ser una opción, sino un sentimiento, como tener sed y tomar un vaso de agua; ‘siento mucha hambre’ entonces está rico llegar a tu casa y comer. Eso debería ser lo que la gente experimente con ‘tengo hambre’, no ‘tengo muchísima hambre’ llego a mi casa y no hay nada que comer.

Maru Toledo

Investigadora

El hambre en zonas rurales tiene limitaciones temporales y espaciales. A diferencia de la ciudad, en donde puedes encontrar todos los productos casi todo el año, aquí se come lo que ofrece la naturaleza o lo que permite el clima. La forma de pensar el hambre de alguien del campo es muy distinta a alguien de la ciudad.

Isaac Padilla

Empresario

El hambre debería estar representada en una figura a la que se le pueda rendir culto. Debería ser algo divino o celestial. Yo vivo para no tener hambre, gracias al hambre es que me las ingenié para hacer las cosas. Para mí es como un ideal o un incentivo inherente que nunca se olvida. En un restaurante, eres alguien que le quita el hambre a una o dos personas, y eso te convierte en alguien fundamental.

 

Mi chica iba a traducir un libro y le pidió consejo a mi hermano. Supuse que le iba a dar fuentes o bibliografía y le dijo: “no dejes de tragar porque te va poner de malas y vas a usar palabras en un tono inadecuado para la lectura; levántate porque se te va a entumir el culo; mueve los brazos y los dedos cada hora. Recuerda: que no te vaya a dar hambre porque va a pervertir tu mente.”

 

El hambre te enseña a vivir, a mover tus articulaciones y tu pensamiento. Lo que necesitas hacer para quitarte el hambre es lo que necesitas para desarrollar cualquier proyecto: dimensión, espacio, caliente, frío, mucha, poca. El hambre es una gran metáfora o analogía de la vida. También un perfecto amigo de cagar.

Rosa Lozano

Empleada

Me duele la palabra, pensar que alguien tenga hambre es algo muy fuerte para mí. A nosotros nunca nos ha tocado vivir eso, pero pienso que es muy difícil pensar en esa gente que muere por no comer un taco o por un pedazo de pan. No hay palabras para explicar lo que puedes sentir al ver una persona indefensa frente al hambre, no lo imagino.

Por otro lado, yo tambien relaciono la palabra con el crecimiento personal. Por circunstancias de la vida yo no había podido estudiar, pero hace dos años terminé la prepa abierta e inicié una carrera. Me doy cuenta que todavía tengo hambre de salir adelante, de ser profesionista, de prepararme, de ser algo.

Antonio López-Espinoza Investigador

Desde el punto de vista individual, es la necesidad inherente de consumir alimento, y desde el punto de vista filosófico y social, es la necesidad de lograr bienestar para tu cuerpo y tu pensamiento.

 

Yo tengo hambre de conocimiento. Me he dado cuenta que nunca dejo de aprender, por más que coma, consuma libros o conocimiento, nunca dejo de aprender; sin duda me califico como un hambriento del conocimiento. Y el que tiene hambre de conocimiento lo que hace es buscar, en ese proceso estoy y probablemente ahí me muera.

Ana Zamora

Comerciante

El hambre es lo más sagrado, para mí es mejor no tener hambre porque me pongo de malas. Yo antes tenía un dicho: si me muero, que sea con la panza llena. También tengo hambre de aprender, de conocer, de saber, ahorita a estas alturas, porque más atrás ni me hubiera preocupado. A esta edad quiero estudiar lo más que pueda.

Print Friendly and PDF

Territorio

¡Suscríbete!

Casa

Recibe reportajes, crónicas, entrevistas, 
0 invitaciones especiales a nuestros eventos.

Común

Plural

Tienda

© 2017 Territorio.

Contacto: redaccion@territorio.mx

Enviando formulario...

El servidor ha detectado un error.

Formulario recibido.