NÓMADAS

Naufragios en el enjambre

La soledad al momento de preparar una revista deviene en una serie de prácticas que conectan mentalidades entre sí; esta es la edición nueve de territorio en palabras de quienes la confeccionaron

Ilustración: INÉS DE ANTUÑANO

Print Friendly and PDF

GUSTAVO

TORRES

Colaborar para territorio ha sido una grata experiencia para mí que, como foráneo, pude tener la oportunidad de ver la ciudad en la que estoy como un proyecto inacabado, como un organismo con algunas partes funcionales y otras no tanto, y que está en un permanente estado de transformación. Nosotros, tanto quienes hicimos el reportaje como a quienes entrevistamos, hablamos de la ciudad mientras la estamos viviendo.

RODRIGO

ATILANO

Exploración de la ciudad, división en distintos sectores, saber de apropiación del espacio público por distintas sociedades, modificación de las preferencias de la gente, descubrir cambios sociales. Aprender una idea de cómo evoluciona la ciudad a partir de su espacio público y de esta manera conocer sus errores y defectos a la hora de planificar el crecimiento urbano.

FLORENCIA

GONZÁLEZ

Es mejor hablar de las dudas que de las certezas, así comencé a cuestionarme sobre esos argumentos de las llamadas islas móviles. Viví episodios donde se me limitó el uso y encontré que algo no andaba bien. Acercarme al texto de Michel Serres y además al sentirme fascinada por el mundo en Internet me condujo a cuestionamiento y reconocer a mis cercanos en estas prácticas. Decidí escribir, algo que ameritó una charla entre amigos, vino tinto y queso que incentivó la plática. Me contaron su percepción y con ánimos me dispuse a retratar el sentimiento que nos provocaba ahondar en el tema.

CARLOS

BROWN

Como cancunense casi nativo –llegué a la ciudad con apenas 3 años de edad– el tema de la falta de arraigo hacia la ciudad y su sociedad siempre me ha fascinado; la falta de espacios públicos en Cancún hizo que estudiar estos espacios en otras ciudades se volviera uno de mis grandes intereses. Ésta es la primera vez que escribo sobre esta eterna reflexión en mi cabeza, de la que he hablado decenas de veces en reuniones, pero que empieza a hacer más sentido conforme decido la línea de mi futura tesis doctoral. Quise que fuera una reflexión para intentar entender por qué Cancún es como es con quienes llegan llenos de ilusiones, que usualmente se van hartas o desilusionadas, dado que a mí me dio tantas oportunidades al criarme ahí.

LUIS
MORENO

Desde la literatura fundacional griega hasta los ánimes, la isla siempre ha aparecido como tema recurrente, o al menos, como imagen recurrente; o como lugar recurrente. Su simbología cambia, eso sí. Mi hijo y su sinopsis de una película que acababa de ver fue la chispa que desencadenó la cuestión que desarrollo en el texto. Ojalá y sirva al lector, por lo menos para que busque la película El Castillo en el cielo o la serie Conan, el niño del futuro, sobre todo la segunda.

DIANA

CANO

La palabra de este mes me parece muy atinada a la situación actual, pues el concepto de isla se puede aplicar a varios aspectos de nuestra vida. Desde una manera individual, como nos envolvemos en nosotros mismos sin preocuparnos de las necesidades de los demás. Y desde un punto de vista colectivo, donde nos enfrascamos en una rutina, en los mismos lugares y las mismas personas. Que además este concepto excluye las visitas de los no iguales. Poder conocer otras islas y otros puntos de vistas de hacer las cosas, de ver la ciudad, me dio la oportunidad de entender un poco más la sociología del tapatio.

DEBRA

FIGUEROA

La opción por la vida académica nos exige acomodarnos a dinámicas de trabajo más compatibles con el mercado que con las necesidades esenciales de los universitarios y las poblaciones que habrían de beneficiarse de ella. El modelo de ultraespecialización que hoy ofrecen las universidades no admite el desarrollo pleno de actividades intelectuales (laborales y recreativas) que se encuentren lejos de los objetivos del proceso productivo. Paradójicamente, el ejercicio académico, sustentado en la explotación de la inteligencia, se ha rodeado de un halo de prestigio que distancia a quienes lo llevan a cabo de otras prácticas igual de relevantes. En este sentido, la academia se parece a una isla. / Escribo sobre mi vida universitaria porque ha significado un reto enorme para mi voluntad; la principal motivación que encuentro para continuar con ella es el intercambio de ideas y conocimiento que han posibilitado mis profesores y compañeros.
Print Friendly and PDF

Territorio

¡Suscríbete!

Casa

Recibe reportajes, crónicas, entrevistas, 
0 invitaciones especiales a nuestros eventos.

Común

Plural

Tienda

© 2017 Territorio.

Contacto: redaccion@territorio.mx

Enviando formulario...

El servidor ha detectado un error.

Formulario recibido.