ASTROLABIO

Cuando hice mis prácticas profesionales en la sección de deportes del sitio web de El Informador, algunos domingos sucedió que, ya entrada la noche, tenía que subir una nota sobre el último torneo local de equitación. Chivas y Atlas podían esperar, el fútbol americano o Checo Pérez podían esperar. Hasta el golf, el golf de Lorena Ochoa, heroína tapatía en ese tiempo, tenía que esperar. La nota de equitación tenía que publicarse sin demora. A veces, en el espacio número uno. Por supuesto, prácticamente nadie leía esas notas. Mi jefe directo nunca me lo dijo, y nunca se lo pregunté, pero yo sabía que esa acción sólo respondía a los gustos personales del dueño del periódico. Al fin de cuentas, el periódico era su cosa y podía hacer con él lo que quisiera. Luego, me di cuenta que no sólo era capricho deportivo: el mismo apellido del dueño aparecía a veces en las notas; un hijo, sobrino o familiar cabalgaba, saltaba y a veces ganaba.

 

Una buena noticia debe ser veraz, actual y trascendente; en estos casos, la veracidad de las notas no se pone a prueba, tampoco la actualidad. Es la trascendencia. Que un Álvarez del Castillo, o quien sea, gane un campeonato hípico local, tiene la misma importancia deportiva para la mayor parte de la sociedad jalisciense que la obtención del campeonato canadiense de fútbol por parte del Vancouver Whitecaps. ¿Por qué ponerla entonces?

 

El primogénito de la pareja Goncalvez-Rivalanderos, unión de una familia de políticos y una de empresarios, recibe el agua de la vida nueva, y luego, en el rancho Rivalanderos, organizan una fiesta con temática marinera, porque al pequeño Luca, de seis meses de edad, le encanta el mar. Lisandra Orrataolla, empresaria reconocida en su medio, por fin da el sí y acepta casarse con Rodrigo Gómez de Ávalos y Cienfuegos. Ella regresó de un viaje de once meses donde visitó Inglaterra, Suecia y Sudáfrica, y él la sorprende en su casa, iluminada con cientos de velas encendidas, para hacerle la importante propuesta y regalarle un anillo en el que mandó grabar una frase de la película favorita de ambos, Dear John. Su boda será en Guadalajara, pero se irán a vivir a San Diego, pues es allá donde Rodrigo tiene su empresa. El artista Gabriel Vilchez Mendozza, mejor conocido como Gavim, expone en la galería GaViM su último proyecto multidisciplinario “Antes de ahora, antes de después” donde explora el paso del tiempo y las pistas del futuro en diferentes objetos como piedras de río y rollos de papel higiénico mojados, así como fotos de perfiles de Instagram. Al evento asisten familiares y amigos. Luego de triunfar en telenovelas a nivel nacional, la hija de la primera dama decide irse a estudiar actuación a Los Ángeles. Mientras luce su belleza en una sesión de fotos llevada a cabo en la Ciudad de México, la pequeña Sofía, quien es ya una mujer, dice que tiene miedo de volar y abandonar el nido, pero se aferra al futuro; tiene que construirlo, porque su vida no está hecha aún, tiene que trabajar duro. La esposa del ex presidente Fox celebró sus 63 años en el rancho en el que viven, rodeados de amigos y familiares. La radiante cumpleañera no tiene tapujo alguno en confesar su edad, porque no hay nada en este mundo que le genere vergüenza, afirma.

 

Notas de sociedad. Revistas de sociedad. Bodas, cumpleaños, escapadas, graduaciones. Plantillas de textos donde sólo hay que poner los nombres en turno en los espacios en blanco. Fotografías estructuradas de la misma forma, con los mismos elementos, una y otra vez. Poses repetidas. Muchas sonrisas.

 

En un país donde la desigualdad es, a mi parecer, el gran problema original, una noticia de este tipo, con toda la pompa, las luces y el brillo, es parte de la lucha de clases, aunque ésta se maneje desde un lugar poco conocido por mí: el de arriba, el de los bien nacidos, la gente bien. Estamos acostumbrados a relacionar lucha con obtención, con alcance: se lucha por lo que no se posee. Pero olvidamos que también la lucha es para mantener lo poseído, sea un objeto, una convicción o una posición. Bautismos y bodas y viajes y compromisos siempre hay, todo el tiempo, y nadie los publica. De alguna manera, que alguien pague para convertir un evento íntimo en uno público mediante fotografías y textos, y mostrarlo en un medio local o nacional, es la manera como posiciona su vida frente a los otros. Muestra su poder, su alcance, su peso y lo importante de sus relaciones. Un noli me tangere social. Mírenme, no soy como ustedes: yo sí puedo. Hacer sustancial lo nimio; volver inalcanzable lo trivial. Como los torneos de equitación publicados en El Informador. Como el anuncio del compromiso de la ex empresaria Orrataolla. Así luchan.

 

Ciertamente, siento una especie de rencor mientras veo los rostros de quienes aparecen ahí: la desigualdad en este país tiene sus consecuencias en mí y no puedo dejar de pensar qué tendríamos que hacer la mayoría de nosotros para conseguir el nivel de vida que muestran orgullosos algunos de ellos, o los recursos que gastan. Pienso en desviaciones al erario público, corrupción, explotación, empresas chuecas, la pensión de los ex presidentes; porque en la actualidad, no creo que haya alguien que lo desmienta, es muy difícil hermanar honestidad con riqueza. Muy difícil. Sin embargo, ese malestar también lo siento en otras secciones, como en las notas de política, local o nacional; en algunas deportivas o incluso, en las de nota roja.

 

Así que en ese sentido, la lucha que emprenden desde la hacienda familiar, Aspen o Ajijic; desde la bonanza y el despilfarro; desde la galería de arte propia, el templo propio, el rancho propio, no genera su cometido a cabalidad. Burla, risa, hasta vergüenza ajena. Una gran fiesta no da clase. El humor que aún conservamos, y que ojalá nunca acabe, las convierten en lo que todos creen y dicen y comentan que son las notas de sociedad: la sección oculta de caricaturas de cada periódico.

La sección oculta

Por LUIS MORENORRUIZ /

Ilustración: RED MAN

Print Friendly and PDF

Ellos pagan por distinción y reconocimiento; nosotros no los tomamos en serio y nos reímos de ellos

Print Friendly and PDF

Territorio

¡Suscríbete!

Casa

Recibe reportajes, crónicas, entrevistas, 
0 invitaciones especiales a nuestros eventos.

Común

Plural

Tienda

© 2017 Territorio.

Contacto: redaccion@territorio.mx

Enviando formulario...

El servidor ha detectado un error.

Formulario recibido.