NÓMADAS

La hoz del pueblo

Antes de morir haciendo lo que más nos gusta, dejamos algunas consideraciones
sobre lo popular

Ilustración: INÉS DE ANTUÑANO

Print Friendly and PDF

SALVADOR MEDINA

Desmitificar el automóvil como el medio de movilidad por excelencia en las ciudades, esa es mi motivación. Pensar y escribir sobre Guadalajara me da esta oportunidad de cuestionamiento, pues en la memoria de muchos de sus habitantes aún existe la imagen de ser una ciudad tranquila y sin grandes problemas de tráfico o contaminación. Una ciudad con pocos autos que se ha ido, pero que aún se puede replantear un futuro donde el auto no sea el rey.

EDUARDO E. AGUILAR

Desde hace tiempo había querido escribir textos sobre economía, hacerlo es proceso complejo pues existe una desinformación. Nos han hecho creer que es algo difícil, técnico, algo que solo los privilegiados pueden comprender. Ahora, esos mismos que no quieren que entendamos sobre la economía, nos quieren dar migajas con la "nueva visión" del emprendimiento social, nos quieren dar la parte más light, una visión despolitizada de los emprendimientos, en lenguaje coloquial, nos ofrecen más atole con el dedo.
 
Quiero exponer claramente que si vamos a hacer emprendimientos económicos, tienen que ser desde un sentido crítico, con una visión amplia y con un horizonte claro: cambiar un sistema económico que genera desigualdades.

ANGEL MELGOZA

Desde que dejé la preparatoria, y salí de casa de mis padres, no he vuelto a ver la televisión con ninguna regularidad. ¿Por qué la televisión local importa? Responder a esta pregunta fue la motivación del texto. La ejecución consistió en buscar la televisión local, descubrir su historia y comunicarla desde una radiografía de tres canales: Canal 4 de Televisa; Canal 7 del SJRTV; y Canal 44 de la UDG. En nuestro país las gran cadena televisiva se adapta a los cambios que desafían su poder, cambia para que todo siga igual. Los canales públicos enfocan sus energías en el éxito mediático que se mide en reproducciones o en la transformación tecnológica que hace posible el pago de servicios a través de su señal. Así, estos canales públicos no serán el camino a unos contenidos que aspiren a modificar el estado actual de las cosas. La sociedad debe conquistar la palabra. Es una metáfora para describir la utopía de una sociedad abierta que abraza su identidad múltiple, una sociedad que se informa, que critica y que entra al debate, una sociedad igualitaria, no de gatopardismo sino de gatos pardos.

EUGENIA

COPPEL

Fui a San Juan, Puerto Rico para participar en un taller de crónica de la fundación de periodismo de Gabriel García Márquez (FNPI). Tuve la suerte de ser alumna, durante cinco días, del canario Juan Cruz, que además de tener más de 50 años de carrera (es periodista desde los 13 años), es un gran entusiasta del oficio. Y es amigo de todo el mundo, gracias a lo cual tuvimos invitados de lujo como los escritores Leonardo Padura o Sergio Ramírez, que estaban en San Juan para participar en el Congreso Internacional de la Lengua Española (CILE 2016).
 
Para el trabajo final del taller quise hacer un perfil de un escritor puertorriqueño. Alguien que, a través de su historia, me ayudara a entender mejor el contexto socio-histórico de la isla. Una periodista local me recomendó a Luis Negrón y fue muy fácil contactarlo, ya que también estaba de tiempo completo, como vendedor de libros, en el Centro de Convenciones (sede del CILE y del taller). Fue una delicia charlar con Luis e ir con él a conocer Santurce, su barrio querido y el escenario más frecuente en su aclamado primer libro de relatos.

JAVIER
ANGULO

La gente se filmaba en una escena tranquila que de súbito era interrumpida por otra toma de la misma gente bailando al ritmo de una canción en plan dubstep que dejaba escuchar la frase “con los terroristas”. Era 2013 y la moda en redes sociales se llamaba Harlem Shake. Después, los terroristas atacaron distintos puntos de París, entre ellos el club Bataclan donde la banda Eagles Of Death Metal ofrecía al público una dosis de hard rock acelerado con el tema “Kiss The Devil”. Era 2015 y lo que se usaba en redes sociales eran los colores de la bandera francesa en las fotos de perfil. En el caso del Harlem Shake, “terroristas” era sólo una palabra que no significaba gran cosa, si tenemos en cuenta que por lo regular no se realiza un alegato muy contundente a favor del terrorismo mientras se baila a menos que, digamos, se mate gente al mismo tiempo. En los ataques de París, la palabra tuvo cara, nacionalidad, y consecuencias desafortunadamente tangibles. A veces lo popular nos retrata, aunque sea en lo más superficial, como seres con mecanismos para lidiar con lo que no nos gusta.  A veces compartimos, en instantes efímeros como la moda misma, formas muy peculiares de relacionarnos con el significado de lo trágico.

ISABEL
RAMOS ROMO

Mi concepto de popular cambió hace unos años, cuando llegué a Caligari y conocí el fanzine que lleva ese nombre "POPULAR", de verlo como una persona con una especie de fama, lo entendí como un grupo de personas que hacen cosas con gusto y con un fin de enriquecer tanto el espíritu como el conocimiento y compartirlo.
 
Por eso cuando me tocó esta palabra para ilustrar, pensé en una celebración, en donde el pueblo se une y disfruta del proceso tanto como de la fiesta en la que termina.
Print Friendly and PDF

Territorio

¡Suscríbete!

Casa

Recibe reportajes, crónicas, entrevistas, 
0 invitaciones especiales a nuestros eventos.

Común

Plural

Tienda

© 2017 Territorio.

Contacto: redaccion@territorio.mx

Enviando formulario...

El servidor ha detectado un error.

Formulario recibido.