NÓMADAS

El control del territorio

Hay que manejar ciertos mecanismos para aterrizar la planeación de una revista
en este número; la inspección de calidad se la dejamos a quien nos lee

Ilustración: INÉS DE ANTUÑANO

Print Friendly and PDF

JOSÉ MARÍA CAMACHO

Escribir sobre la visita a una prisión me colocó de inmediato como un extranjero. Mi experiencia fue la de estar haciendo una crónica injusta, sobre lo que no conozco y desde un punto de vista privilegiado. Traté de ser honesto y objetivo sin ser tedioso. No sé si lo conseguí, me parece que no. La lección que me llevo es justamente esa: entender la constante condición de "outsider" del narrador, sobre todo cuando su texto no pertenece a la ficción.

ANGEL

MELGOZA

Cada que se habla de la familia, el matrimonio y sus distintas definiciones, lo que hay detrás es la búsqueda por el control. Queremos controlar el futuro de la sociedad, hacer leyes para moldear a ésta, como si eso fuera posible. Analizar el proceso jurídico que asegura el mismo derecho al matrimonio para todas las personas, muestra las complejidades jurídicas de una sociedad que sigue procesando la reforma mexicana de 2011 en materia de derechos humanos. Los grupos a favor o en contra del matrimonio entre personas del mismo sexo, quisieran ver una sociedad más parecida a sus ideologías, ¿quién tiene que pedir control y quién puede otorgarlo?

JAVIER
ANGULO

Se me ocurrió mientras escribía el tema de desapariciones de personas para este número, que lo cotidiano y lo rutinario es tal porque sentimos que de alguna forma nuestra vida diaria está bajo control, aunque no se necesita mucho para darnos cuenta que el caos anda por todas partes. Lo curioso es la manera en que fantaseamos con la anarquía y el descontrol al punto de que la ficción se vuelve una especie de válvula de escape. A propósito leí un artículo que enlista las seis frases más populares del cine según el American Film Institute, y tres de ellas evidencian el escapismo que ofrecen las películas respecto a estas reglas que tiene la sociedad en cuanto a no robar y no matarnos unos a otros. Una de las que más me llaman la atención es la que pronuncia Harry el sucio en Impacto Fulminante, el famoso policía interpretado por Clint Eastwood que, al tener un delincuente en la mira, no repara en admitir lo poco que le importaría romper con ese acuerdo que nos lleva a comportarnos como personas civilizadas, si tan sólo el criminal diera el primer paso: “Go ahead, make my day”.

CRISTÓBAL

BELLOLIO

Llevo algunos años trabajando en temas de religiosidad y laicidad desde la filosofía política. No es una tarea meramente descriptiva sino fundamentalmente normativa: me interesa saber cuáles son los arreglos institucionales justos para lidiar con la diversidad de creencias y doctrinas. En esa línea, he hecho algunos esfuerzos ensayísticos para defender el derecho de los ateos y no creyentes en contextos fuertemente religiosos. Por lo mismo me ha parecido seductor iniciar una conversación fuera de las fronteras de Chile para conocer la experiencia de mis hermanos latinoamericanos. Gracias a Territorio por la oportunidad. Sé que nos volveremos a encontrar.

ADRIÁN CARRERA AHUMADA

Quizá es una obsesión tan humana como inevitable esa de pretender controlar lo que nos rodea. La escritura es uno de los pocos sitios donde la ilusión de que uno tiene el control todavía se mantiene más o menos verosímil. Aprovechar esta posibilidad es entonces algo imperativo para quien aspire a darle un poco de sentido a su labor creativa —¿no es la propia biografía la mayor creación de un individuo?—. Escribir sobre lo político del cine es entonces una forma de llamar la atención, de pretender decir algo desde una trinchera hasta cierto punto segura. A veces, para sacudir algo es necesario hacerlo pisando sobre una superficie firme. Así la escritura de mi colaboración para este número pretende plantear ciertas ideas sobre otra área creativa que por su naturaleza de industria cultural está sujeta a dispositivos de control que trascienden a los del proceso creativo como proceso interno-individual. El control entonces como un fenómeno que limita pero también que posibilita.
Print Friendly and PDF

Territorio

¡Suscríbete!

Casa

Recibe reportajes, crónicas, entrevistas, 
0 invitaciones especiales a nuestros eventos.

Común

Plural

Tienda

© 2017 Territorio.

Contacto: redaccion@territorio.mx

Enviando formulario...

El servidor ha detectado un error.

Formulario recibido.