COLECTIVO

¿Cuál es la relación entre Guadalajara y la naturaleza?

 

Solemos disociar la idea de la ciudad y la naturaleza, ¿cómo podemos volver a unirnos?

Print Friendly and PDF

Melisa Castillo, 20 años

La ciudad es un pedazo de tierra moderna. No me gusta el tráfico y el exceso de tecnología. Me gusta que Guadalajara tenga muchas áreas verdes. Así uno se relaja más, más que en centros comerciales. Por eso venimos aquí, en especial entre semana. No me gusta cuando hay mucha gente. Queremos venir a oler el pasto y a escuchar a los pajaritos. Me tranquiliza y me quita el estrés.

Gabriel Sánchez, 22 años

La ciudad es un asentamiento de población con atribuciones político- administrativas, económicas, religiosas. Es como un campo en el que se desarrolla la sociedad occidental.

 

Yo soy mucho de calle. En mis redes sociales tengo “Pinto y tinto, soy de calle”. Me encanta caminar por las calles y tomarle fotos a los grafitis. Yo digo que el espacio público lo deberíamos de aprovechar más.

 

Las calles me hacen sentir adrenalina. De repente estoy en barrios en donde la neta corro peligro y digo: qué chido.

 

La naturaleza es tranquilidad. La relación entre Guadalajara y la naturaleza se está acabando. Los pulmones verdes que tenía la ciudad cada vez se están haciendo más pequeños.

Ricardo Morales, 57 años

Es un caos. Para mí la ciudad no me llena, por tanto smog. Me agobia, me da tristeza. Yo vivo aquí en el centro y a las 5 de la mañana me tengo que levantar porque el camión ya pasó.

 

Extraño mucho el campo. Me gusta mucho la naturaleza, los árboles. Para mí la naturaleza es Dios. Somos unos depredadores, ojalá que nunca la descompongamos. Pero al paso que vamos yo creo que sí. Estamos tumbando campos de fútbol, haciendo edificios. Vamos tumbando áreas verdes, no hay áreas verdes. Los niños juegan en la calle. La gente se enoja porque están jugando los niños y golpean sus puertas. ¿A dónde se van a jugar? Si no hay nada de eso. En sí, para mí la ciudad es un monstruo, algo que hemos echado a perder.

 

Tranquilidad y oxígeno puro de un lado y tanto calor que desprende este pavimento, el smog, el ruido. Me siento desilusionado. Nos hemos comido todo esto.

 

Martha Olivia, 60 años

La ciudad es un lugar complicado en el que tratas de sobrevivir. Es muy complicado. La naturaleza para mí es lo más importante. Yo siempre trato de proteger los arbolitos, cuando veo que alguien los está maltratando los regaño. A mi nieta le trato de enseñar que tiene que proteger a los animalitos, a las plantas, a todo. Lo único que uno puede hacer, no podemos hacer más. La gente no cuida, no les importa.

 

Guadalajara y la naturaleza son dos polos distintos.

Print Friendly and PDF

Territorio

¡Suscríbete!

Casa

Recibe reportajes, crónicas, entrevistas, 
0 invitaciones especiales a nuestros eventos.

Común

Plural

Tienda

© 2017 Territorio.

Contacto: redaccion@territorio.mx

Enviando formulario...

El servidor ha detectado un error.

Formulario recibido.