TALLER

Color carne: maquillar el mapa
de lo vivido

“Todos vamos para allá”, dice una persona que se dedica a dibujar la apariencia final que ha de llevar un cuerpo a la sepultura; este es el trabajo de un embalsamador de funeraria

Por HÉCTOR GUILLÉN /

Fotografía: RIGO GALLARDO

Print Friendly and PDF

Embalsamar un cadáver para retardar su proceso de descomposición, maquillarlo para que esté presentable en el último acto social de un cuerpo, tiene como fin disimular las marcas imborrables que una persona se lleva al transitar por la vida. La piel es un mapa de lo que se ha recorrido, y el trabajo del maquillista de funeraria consiste en replantear ese panorama difuminando cualquier esbozo de lo terrible.

 

¿Cuánto llevas en este trabajo?

Tengo ya 6 años.

 

¿Todo el tiempo que llevas en este trabajo ha sido en la misma funeraria?

No, aquí llevo apenas 4 meses. He trabajado en otros dos laboratorios y en otras dos funerarias. El laboratorio y la funeraria son separados.

 

¿Qué te llevó a este trabajo?

Mi papá también tiene funeraria, desde chico iba con él a ese lugar. Me empezó a gustar. Entonces decidí pedir trabajo y entrar en un laboratorio y ahí fue como empecé a trabajar en esto.

 

¿Qué se requiere para un laboratorio dedicado al embalsamado?

Más que nada el aseo. Siempre tiene que estar bien aseado, tener todo los interiores blancos, y trampa para los desechos.

 

¿Para ti qué es la muerte?

La muerte es un proceso natural hacia donde vamos todos; tenemos que tenerle mucho respeto. Al igual que aquí, porque cuando yo trabajo con ellos lo hago con mucho respeto porque así como yo los trato será como algún día me trataran, todos vamos para allá.

 

¿El proceso de embalsamar requiere maquillar?

El maquillaje es el último paso del proceso. El proceso inicia con abrir, inyectar y desangrar. Después de eso desgasificar, sacar todos los líquidos; posteriormente bañarlo, cambiarlo y maquillarlo. Yo les pregunto a los familiares si lo quieren con maquillaje o al natural. Si es hombre, si lo quieren rasurado o con barba, ya depende de las solicitudes de cada familia.

 

¿Necesitamos maquillar la realidad?

Se necesita maquillar para darle una mejor presentación. Si bien es muy triste, les ayuda a aminorar un poco el impacto de ver a su familiar. Si lo ven hinchado, tieso o pálido se quedan con un mal recuerdo. Esa es la intención de nosotros, tratar de mejorar el recuerdo que van a tener de ellos.

 

¿Tratas de crear una fantasía para los familiares?

Sí. La verdad el familiar muchas veces no se imagina a su familiar desnudo, lleno de sangre. Es lo que te digo, tenemos que hacer algo para que tenga una buena imagen.

 

¿Qué es lo que más te costó trabajo a acostumbrarte de tu trabajo?

Al principio fueron los olores del cuerpo. La verdad expiden muchos gases. Cuando son cuerpos putrefactos que llevan más de tres semanas en la morgue, te pueden hacer daño. Es a lo que más tienes que acostumbrar.

 

¿Qué es lo más extraño que te ha pedido una familia?

Me han pedido poner a una mujer con el dedo de enmedio parado; que la pusiera así y con un cigarro en la boca.

 

¿Nadie te ha reclamado por algún servicio que hayas hecho?

Sí, a muchas personas no les gusta cómo quedan los cuerpos. Incluso alguna vez me falló un embalsamado y empezó a liquear (gotear). Pero es algo natural del cuerpo.

 

¿Algún otro reclamo fuera de los esperados?

Depende, existe una religión que prohíben que lo vistan o lo vean. Entonces tuve un problema con un familiar, me empezaron a gritar e incluso hasta los golpes querían llegar porque no querían que nadie viera a su familiar más que ellos.

 

El día en que te mueras, ¿pedirías el mismo servicio?

Sí he pensado en eso. Yo quisiera que me cremaran. Pero al final no decide uno, decide la familia. En lo personal no, pero si la familia quiere, adelante.

 

¿Nadie te ha juzgado por tu trabajo?

Juzgado no. Pero sí tengo amigos que se les hace extraño, a veces no quieren ni comer contigo porque piensan que soy muy sucio. Pero juzgar en sí, no.

 

¿Crees que cualquiera puede hacer tu trabajo?

Yo creo que sí. Nada más que lleva mucho esfuerzo y dedicación. Muchas personas no toleran la sangre o los olores, pero con dedicación y tiempo cualquiera puede hacerlo.

 

¿Se gana bien en este trabajo?

No como yo quisiera, en Guadalajara está bien mal pagado. En la frontera un embalsamado se cobra de 2,500 a 3,000 pesos. Aquí un embalsamado se cobra en 350 pesos. Está muy denigrado porque hay mucha competencia en Guadalajara. Aquí hay más trabajo pero hay mucha competencia.

 

¿Tú crees en lo paranormal?

No creo. De repente se escuchan ruidos en la noche pero realmente pienso que es natural pues como te digo, expelen muchos gases, incluso hay veces que se hacen del baño.

Print Friendly and PDF

Territorio

¡Suscríbete!

Casa

Recibe reportajes, crónicas, entrevistas, 
0 invitaciones especiales a nuestros eventos.

Común

Plural

Tienda

© 2017 Territorio.

Contacto: redaccion@territorio.mx

Enviando formulario...

El servidor ha detectado un error.

Formulario recibido.