Cholula: la danza en contra
del despojo

La batalla entre la idea de comunidad y el capital como único desarrollo posible

Por VERÓNICA ROSAS JIMÉNEZ /

Ilustración: DANIELA CADENA

Print Friendly and PDF

Inés participaba activamente en la lucha que emprendieron los pueblos de San Andrés y San Pedro en contra de la construcción de un complejo turístico sobre la explanada de la Zona Arqueológica de Cholula.

 

El 7 de octubre de 2014 las organizaciones del Movimiento Cholula Viva y Digna decidieron hacer una toma simbólica del Palacio Municipal de San Andrés Cholula. Durante la toma los manifestantes desalojaron a los funcionarios, y colocaron en el balcón una manta que decía “Cholulas Unidas contra la Expropiación”. En las puertas pegaron sellos de clausura que decían: “Este inmueble queda expropiado para utilidad pública. Se dará un pago justo, conforme a la ley. Se pagará a $162 mt2. Atentamente el pueblo”.

 

Por la tarde, y ante la presión de la protesta, el presidente municipal de San Andrés decidió reunirse con algunos miembros del movimiento en la Iglesia a puerta cerrada. Debido a los nulos resultados de la reunión, las organizaciones decidieron quedarse afuera del Palacio durante la noche. La mayoría eran mujeres. Inés se había recostado en una de las jardineras cuando escuchó gritos y vio llegar una camioneta llena de policías. Intentaron hablar con ellos, pero uno empezó a golpear a las personas que estaban ahí. Inés corrió hacia la parroquia pero cuando llegó a la esquina vio la calle repleta de policías y regresó. Inés alcanzó a subir a dos señoras a su camioneta y salir del lugar sin prender las luces hasta llegar a su casa.

 

Eran alrededor de las tres de la mañana cuando llegaron a casa de Inés. En silencio, prepararon compresas y tomaron té. Casi al amanecer les avisaron que algunos de los integrantes del movimiento estaban reunidos en una casa. Se enteraron que los policías se habían llevado detenidos a cuatro integrantes y que muchas mujeres habían sido golpeadas. Decidieron regresar a sus casas y reunirse más tarde para decidir qué hacer. Unas horas después Inés recibió una llamada de una amiga: “tienes que irte, hay una orden de aprehensión en contra tuya y de otros nueve, mañana sale, vete ya”. Inés tomó lo poco que pudo y salió de Puebla sin rumbo.

 

 

Territorio de danza [1]

 

En 2012 el gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle, afirmó que el nombramiento de San Andrés y San Pedro Cholula como Pueblos Mágicos traería empleos para los cholultecas y los proyectaría internacionalmente. En los primeros meses de 2014 el gobierno estatal ordenó la construcción del Parque de las siete culturas alrededor de la pirámide de Cholula [2]. Su idea era construir un complejo turístico formado por “cines, restaurantes, bares, globo aerostático, tiendas multicategoría, hotel, centro médico y supermercado” además de “espacios para artistas locales, áreas de trabajo coworking para jóvenes emprendedores, pequeños empresarios y profesionistas con espacios abiertos para convivir y hacer ejercicio al aire libre”.

 

Pero el gobierno se encontró con dificultades. Los terrenos pertenecen a la zona arqueológica protegida por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) [3]. La pirámide de Cholula que se ubica en la zona, no sólo es la de mayor superficie en Mesoamérica, sino que fue uno de los principales nodos comerciales y culturales de esta región debido a su ubicación estratégica.

 

Por la protección que el INAH procuraba a esta zona, los dueños de los terrenos de alrededor de la pirámide nunca tuvieron permiso para modificar el uso de suelo y construir encima de ellos. Sin embargo, después de la declaración de Pueblos Mágicos, el INAH y los ayuntamientos de San Andrés y San Pedro han permitido la excavación y construcción de un distribuidor vial, hoteles, restaurantes, y se han realizado cambios de imagen urbana. Esto a pesar de que el proyecto “no consta en ningún instrumento de planeación urbana a nivel municipal, ni estatal, ni federal; tampoco cuenta con estudios de impacto ambiental ni urbano y viola la declaración de la gran pirámide y sus alrededores como zona arqueológica protegida” de acuerdo con los sociólogos Julio Broca y Mayra Terrones.

 

Más allá del INAH, el gobierno estatal encontró resistencia de los pueblos. Este territorio no es sólo una zona arqueológica pública sino un lugar sagrado de tributación religiosa donde los pueblos de las tres Cholulas (Santa Isabel, San Andrés y San Pedro), y al menos 40 pueblos alrededor, tejen una vida comunitaria que ha sobrevivido a la invasión territorial, económica y cultural. Para la gente de los pueblos el centro ceremonial de Cholula no es una cosa del pasado, sino el centro de su vida cotidiana. La devoción a la Virgen de los Remedios cuyo templo está en la cúspide de la pirámide, se fue tejiendo junto con un sistema de organización social basada en mayordomías que ha contribuido hasta el día de hoy al sostenimiento del sistema agrícola de la región, y ha entretejido “la cohesión social de los 10 barrios de San Pedro Cholula, los ocho de San Andrés Cholula y 24 pueblos circunvecinos unidos a un monumental ciclo ritual de adoración”

 

El rechazo al proyecto se debe en parte a las expropiaciones de terrenos, al desplazamiento de comerciantes y artesanos por marcas del mercado nacional e internacional, pero también porque en esta tierra los pueblos se construyen comunitariamente, se expresan y dan sentido y dirección a su vida cotidiana. Para ellos significa, como dice Teresita Vázquez (2005) en su artículo Espacio público: un territorio en disputa, una morada, un refugio, un escenario donde se crea una danza comunitaria “cadenciosa, rítmica, que permite líneas de fuga, donde cada integrante carece de un papel específico pero aun así, conforma un todo organizado”.

 

 

El despojo neoliberal

 

El proyecto de construir un centro turístico en una zona arqueológica no es un hecho fortuito sino un hecho histórico. Los grandes consorcios, bancos y corporaciones trasnacionales han planteado soluciones a las crisis financieras y especulativas que ellos mismos han generado, a través de estrategias neoliberales que permitan desregular de forma total el mercado [4]. Estas estrategias buscan terminar con los límites espaciales y temporales que impiden convertir el mundo en una gran empresa que funcione homogénea y eficientemente. Las estrategias son económicas y políticas (apropiación de innovaciones tecnológicas, producción de mercancía con valor agregado a gran escala, imposiciones de tratados de libre comercio, etc.) pero también territoriales en cuanto  busca apoderase, ya no de naciones, sino de regiones enteras para imponer mercados y desplazar a la competencia con el único fin de convertir de un solo golpe a millones de personas en consumidores de sus mercancías [5].

 

Una de las principales formas en que empresas trasnacionales están creando mercados regionales es a través del impulso al  sector terciario (servicios). En México, el turismo se ha proyectado como uno de los principales impulsores de la acumulación trasnacional desde hace más de 15 años [6]. En Puebla esta tendencia se dispara en 2011 cuando el gobierno estatal abre la puerta a inversionistas extranjeros para realizar obras públicas turísticas. De 2011 a principios de 2017, el gobierno estatal construyó en la zona metropolitana obras como el teleférico, considerado el más caro de México, en alianza con una constructora suiza;  la construcción de la rueda de la fortuna por la empresa alemana Maurer German Wheels GmbH, y la construcción del Museo Internacional del Barroco, en la modalidad de Asociación Público Privada (APP), con las empresas Concretos y Obra Civil del Pacífico –filial de Grupo Higa- y La Peninsular y Promotora de Cultura Yaxché, constructora de Jorge Hank Rhon, por más de 7 mil millones de pesos, entre otras obras.

 

El impulso neoliberal al turismo en Puebla ha significado que el capital se vaya apropiando del uso general de las ciudades para convertirlas en fuerzas productivas del capital. Ante esto, lo común del espacio, la experiencia de caminar, de encontrarse, comunicarse, moverse y de constituirse comunitariamente, busca transformarse en mercancía y convertir a los habitantes en consumidores de un espacio artificial [7]. Estos espacios que aparentan ser públicos, se han ido convirtiendo en propiedad privada con la invasión de comercios que ofrecen servicios turísticos, de diversión, entretenimiento; espectáculos ajenos a las raíces culturales de la comunidad que habita ese territorio.

 

El centro turístico en la zona arqueológica de Cholula, someterá cada vez más la riqueza cultural y viva que se ha tejido durante siglos en el territorio cholulteca, expresada cotidianamente en ritos, tradiciones, ceremonias, comida, creencias, relaciones barriales, a la lógica productiva de empresas trasnacionales. La relación comunitaria, ancestral y sagrada que tiene la gente de los pueblos con la tierra busca ser subsumida a una lógica del mercado. Al fin de cuentas, ellos no son el principal público consumidor del proyecto, sino el turista nacional e internacional que llega a la ciudad de Puebla y se transportará a la Zona Arqueológica de Cholula por medio del tren turístico [8].

 

 

El enemigo no ha dejado de vencer [9]

 

Aunque en septiembre de 2016, el presidente municipal de San Andrés anunció la cancelación de la obra por falta de permisos, en enero de 2017 el presidente de México inauguró el tren turístico y el Museo Regional de Cholula. Actualmente llegan diariamente turistas de todas partes del mundo que van trasformando un centro ceremonial en un sitio folclórico.

 

La represión que sufrieron algunos de los integrantes del Movimiento Cholula Viva y Digna, la infiltración de personas del gobierno y partidos, la división y persecución, así como las múltiples violaciones a la ley, permitieron que el gobierno estatal construyera parte del centro turístico. Sin embargo, las cosmovisiones, las tradiciones y costumbres de los pueblos tejidas durante siglos que han permitido la defensa de sus modos culturales frente a la invasión española y nacionalista, pueden ser el cimiento de la defensa en contra de la invasión neoliberal del mercado. Aunque la construcción del centro turístico es un fuerte golpe al tejido comunitario, la profunda vida cotidiana de los pueblos de Cholula seguirá danzando en contra del enemigo que los quiere desaparecer como pueblos y comunidad.

Ayala Martínez Aranzazú, 7 de octubre 2014. “Cholultecas toman la presidencia de San Andrés” en LADO B (en línea). Consultado en http://ladobe.com.mx/2014/10/cholultecas-toman-la-presidencia-de-san-andres/

Broca Hernández Julio y Terrones Medina Mayra I., 14 octubre 2014. “Cholula, de Pueblo Mágico a Disney Crazy” en Somos el medio (en línea). Consultado en http://www.somoselmedio.org/article/cholula-de-pueblo-m%C3%A1gico-disney-crazy

De la Madrid Cordero Enrique, 2016. “El turismo como motor de crecimiento económico” en Revista de Comercio Exterior del Banco de Comercio Exterior (en línea). Consulta: http://www.revistacomercioexterior.com/articulo.php?id=113&t=el-turismo-como-motor-de-crecimiento-nbspeconomico

Echeverría Bolívar, 2008. Walter Benjamin, Tesis sobre la Historia y otros fragmentos. Bajo licencia de Creative commons. Consultado en   http://www.bolivare.unam.mx/traducciones/Sobre%20el%20concepto%20de%20historia.pdf  [consultado octubre 2014]

En el Volcán Insurgente, mayo- junio 2015. “La Virgen de Los Remedios. Guardiana del territorio Cholulteca”. Consultado en http://www.enelvolcan.com/58-ediciones/037-mayo-junio-2015/393-la-virgen-de-los-remedios-guardiana-del-territorio-cholulteca

González Amador, Armando, 1 junio 2016. “Teleférico de Puebla, el más costoso de los que hay en México” en La Jornada (en línea). Consulta: http://www.jornada.unam.mx/2016/06/01/politica/003n1pol

INAH, 21 enero 2016. “Zona Arqueológica de Cholula” en Página oficial del INAH (en línea). Consulta: http://www.inah.gob.mx/es/zonas/12-zona-arqueologica-de-cholula

Mastreta Sergio, 298 agosto 2014. “Cholula: una vez más la expropiación como despojo” en Mundo Nuestro (en línea). Consultado en  http://mundonuestro.e-consulta.com/index.php/reportaje/item/cholula-una-vez-mas-la-expropiacion-como-despojo

Mzepeda, 9 diciembre 2014. “Grupo Higa y constructora de Hank Rhon ganan licitación de museo en Puebla” en Animal Político (en línea). Consulta: http://www.animalpolitico.com/2014/12/grupo-higa-y-constructora-de-hank-rhon-ganan-licitacion-de-museo-en-puebla/

Staff, 17 enero 2013. “Confirman en Alemania, rueda de la fortuna para Puebla” en Poblanerías. com (en línea). Consultado en http://www.poblanerias.com/2013/01/confirma-en-alemania-rueda-de-la-fortuna-para-puebla/

Vázquez Ramírez Teresita, 2005. “Espacio público: tun territorio en disputa” en Revista de Ciencias Humanas, Universidad Tecnológica de Pereira Vol 11. No. 35. Consultado en http://revistas.utp.edu.co/index.php/chumanas/article/view/1063

Zemelman Hugo, 2011. Conocimiento y Sujetos sociales. Contribución al estudio del presente. Instituto Internacional de Integración del Convenio Andrés Bello. Vicepresidencia el Estado Plurinacional de Bolivia.

REFERENCIAS

1

BERMAN, Marshall dice que la ciudad es el escenario de la danza para hablar de la forma artística de la ciudad. “Bajo el desorden aparente de la ciudad hay un orden maravilloso capaz de mantener la seguridad de las calles y la libertad de la ciudad en un orden complejo. Su esencia es el intrincado uso de las calles que entraña una constante sucesión de ojos. Este orden se compone de cambio y movimiento y aunque es vida y no-arte, imaginativamente podríamos llamarla la forma artística de la ciudad y compararlo con la danza (1991 en Vázquez 2005).

2

El nombre de siete culturas se refiere a las siete principales culturas del México Prehispánico: Olmeca, Teotihuacana,  Mixteca, Tolteca, Zapoteca, Mayas y Aztecas.

3

En 1993, 154.7 hectáreas de esta zona fueron incorporadas para su preservación a la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos la cual afirma que “es de utilidad pública la investigación, protección, conservación, restauración y recuperación de los monumentos y zonas de monumentos arqueológicos como parte integrante del patrimonio cultural de la Nación” (Mastreta, 28 agosto 2014)

4

El aspecto fundamental del neoliberalismo es establecer al mercado como el regulador de la vida social, política, económica y cultural. Esto implica “la apertura de la economía al comercio internacional y a los flujos de capital, el desarrollo de un sector financiero privado y la drástica disminución de la injerencia del Estado en la economía” (Foxley, 1982 en Ornelas, 2000).

5

Este es el caso de la Unión europea, Mercosur, el Tratado de Libre Comercio y otros tratados. Zemelman Hugo, 2011. Conocimiento y Sujetos sociales. Contribución al estudio del presente. Instituto Internacional de Integración del Convenio Andrés Bello. Vicepresidencia el Estado Plurinacional de Bolivia.

6

En México, en 2005 este sector ocupaba más del 50% de la fuerza de trabajo y generaba más del 70% de los ingresos totales del país (Coll-Hurtado y Córdoba y Ordónez, 2006).  Y el turismo ha sido el ámbito que más ha crecido entre 1990 y 2014 con un 80% (De la Madrid Cordero, 2016).

7

Ornelas Delgado Jaime, 2000.  “La Ciudad bajo el neoliberalismo” en Papeles de Población, vol. 6, núm. 23, Universidad Autónoma del Estado de México. Toluca, México. Como  dijo Marx, “la producción produce el consumo, al crear el modo determinado de éste y, además, creando como una necesidad el incentivo al consumo, la capacidad misma para consumir” (Marx, Grundrisse, 1857/ 1985).

8

La empresa alemana Vossloh has ido contratada por el Gobierno del Estado para construir el tren turístico en 17. 240 km que conectará el Museo Nacional del Ferrocarril en el centro Histórico con la Zona Arqueológica de Cholula. El tren está a días de comenzar su funcionamiento y pro ahora se están realizando pruebas de funcionamiento.

9

Benjamin Walter. VI Tesis sobre la Historia. En Echeverría, 2008.

Print Friendly and PDF

Territorio

¡Suscríbete!

Casa

Recibe reportajes, crónicas, entrevistas, 
0 invitaciones especiales a nuestros eventos.

Común

Plural

Tienda

© 2017 Territorio.

Contacto: redaccion@territorio.mx

Enviando formulario...

El servidor ha detectado un error.

Formulario recibido.